skip to Main Content
"Positioning your Small Business with the World’s Biggest Customer"®

Códigos “secretos” de los contratos con el Gobierno

Sin códigos no hay contrato federal.

Si te interesa convertirte en un proveedor del Gobierno, no deberías tocarle la puerta al Tío Sam sin antes descubrir cuáles son los códigos “secretos” inherentes a los contratos federales que sí o sí debes poseer.

La mayor parte de los empresarios no saben que, para presentarse ante un comprador federal, lo más importante es conocer los códigos de los contratos con el Gobierno que aplican a su empresa en particular. Es que cuando se intenta hacer negocios a tan alto nivel, no se puede improvisar: hay que conocer perfectamente dicha codificación.

En otras palabras: cuando un prospecto lanza una propuesta, el comprador del Gobierno no responde según la mercadotecnia tradicional, sino que busca esos códigos “secretos” en la literatura mostrada por el candidato. Si este no los presenta, el Tío Sam no sabrá qué es lo que ofrece y se dará cuenta de que está lidiando con un amateur.

Paralelamente, el hecho de desconocer tales códigos también demostrará que el prospecto no ha hecho su tarea, su investigación, por tanto, ante los ojos del Gobierno, quedará como alguien falto de profesionalismo y rigor, que no está listo para trabajar con él.

En este sentido, debes saber que el Gobierno es muy específico, muy protocolar. Tienes que manejar los códigos inherentes a tu empresa, a tu industria, porque, a la par de dejarte bien plantado ante el comprador federal, también te servirá para identificar oportunidades de contratación dentro de las bases de datos del Tío Sam.

Códigos de los contratos con el Gobierno

  1. DUNS: (Data Universal Numbering System): Este es un identificador numérico exclusivo de tu negocio que ayuda al Gobierno a acceder a toda tu información empresarial.
  2. NAICS (North American Industry Classification System): Este código define el tipo de actividad económica de tu empresa y, normalmente, aparece en la declaración de impuestos de la compañía.
  3. PSC (Product and Services Codes): Dentro de un código NAICS, puede haber varios códigos PSC, usados por el Gobierno para describir productos y servicios, así como para facilitar el entendimiento entre compradores y proveedores.
  4. NIGP (National Institute of Government Purchasing): Este código igualmente sirve para describir tus bienes o servicios.
  5. CAGE (Commercial and Government Entity): Este es un código asignado por la Agencia de Logística de Defensa del Departamento de Defensa de EEUU. Se usa para identificar entidades en una ubicación específica, así como para facilitar una gran variedad de procesos adquisitivos dentro del Gobierno Federal.

¿Qué es el registro SAM?

Si aspiras a conseguir un contrato gubernamental, igualmente tienes que registrarte en el SAM (System for Award Management). Estar incluido en este sistema no solo te permitirá solicitar contratos con el Gobierno, sino también aparecer en sus listados de búsqueda.

O sea, cuando los encargados de adquisiciones del Tío Sam estén buscando nuevos proveedores a nivel federal, estatal y local, tu compañía saldrá en la lista y, por ende, tendrá más chance de ser preseleccionada.

Como ves, los códigos “secretos” para hacer negocios con el Gobierno deben ser “desvelados” para darle curso a tu aspiración de convertirte en un proveedor federal. Sin dudas, este sería un buen paso para empezar.

Dr. Rafael Marrero

CEO Inc. 500 - Experto nacional # 1 en contratación federal - Multipremiado economista - Asesor financiero - Autor del bestseller de Amazon "La salsa secreta del Tío Sam" - Columnista de varias publicaciones - Comentarista de noticias en radio y televisión.

This Post Has 0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top