skip to Main Content
"Positioning your Small Business with the World’s Biggest Customer"®

Demandan a China por pandemia del coronavirus

El abogado estadounidense Larry Klayman, su organización Freedom Watch y la empresa Texas Buzz Photos, presentaron una demanda de $20 trillones de dólares contra China por presuntamente haber creado el coronavirus (COVID-19) y haberlo liberado desde el Instituto de Virología de Wuhan.

Los demandantes acusan al Gobierno y al Ejército chinos, al mencionado instituto y a su director, Shi Shengli, y al Mayor General Chen Wei, alegando que el COVID-19 es el resultado de un arma biológica creada por autoridades del país asiático para matar a poblaciones en masa.

Según Klayman, “no hay ninguna razón por la cual el contribuyente estadounidense deba tener que pagar por el tremendo daño causado por el Gobierno chino. En su opinión, citada por cbsnews, el pueblo chino es un buen pueblo, pero su Gobierno no lo es, por tanto, debería pagar muy caro.

Detalles de la demanda

Tal como recoge el anuncio de la demanda, publicado en el sitio oficial de Freedom Watch, Klayman y su organización no presentaron este recurso legal por razones políticas, sino para que un jurado reconozca los daños ocasionados por el COVID-19, que ya ha matado a muchos estadounidenses, expuesto a un gran número de personas a la muerte, causado angustia emocional extrema a sus seres queridos y amigos, y originado casi un colapso económico total.

La declaración agrega que, si bien el coronavirus es de acción y propagación lenta para ser utilizado contra los militares de un país, “fue diseñado para ser usado contra la población general de una o más naciones enemigas percibidas de China, como Estados Unidos”.

Concretamente, Klayman y su grupo acusan a la nación asiática de negligencia y muerte injusta, así como de proporcionar apoyo material a terroristas, y conspirar para causar lesiones y muerte a ciudadanos estadounidenses, entre otros cargos relacionados, según indica un reporte de businesstoday.

Con una extensión de 24 páginas, la demanda remarca que el país asiático creó el virus como arma biológica en violación de los acuerdos internacionales de China y los tratados internacionales, y que permitió imprudentemente su liberación del Instituto Wuhan de Virología en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei.

De acuerdo con un reporte de Dallasnews, el texto igualmente puntualiza que el Gobierno chino no logró evitar que los empleados del instituto se infectaran, lo llevaran a la comunidad circundante y [propiciaran] su proliferación en los Estados Unidos.

Freedom Watch y demás demandantes citaron varios reportes de los medios que decían que solo en Wuhan había un laboratorio de microbiología que manejaba virus avanzados como el nuevo coronavirus.

Para encubrir tal hecho, sostienen, China vinculó las declaraciones sobre el COVID-19 con sus protocolos de seguridad nacional.

El texto añade que los médicos e investigadores chinos que hablaron sobre el coronavirus y “dieron la alarma al mundo exterior fueron silenciados”. También subraya que los mencionados acusados ​​estaban trabajando juntos para perpetrar “terrorismo internacional”.

Los argumentos expuestos en la demanda también se enfocan en las serias particularidades del nuevo coronavirus.

“COVID-19 es una enfermedad extremadamente peligrosa porque tiene una naturaleza extremadamente agresiva, fue diseñada para mutar de persona a persona, se propaga muy rápida y fácilmente, no cuenta con ninguna vacuna todavía debido a que es una enfermedad nueva, sus medios de transmisión no son totalmente conocidos con certeza y parece ser unas 10 veces más mortal que la gripe”, describe la demanda.

Al tiempo que el número de casos de COVID-19 sigue creciendo en los Estados Unidos, Klayman anunció que está “reuniendo un equipo de abogados para representar a una gran cantidad de estadounidenses que han sido perjudicados”.

Aunque reconoce que “esto será un esfuerzo costoso”, el abogado insta a los ciudadanos de este país a sumarse a la demanda. Para ser considerado como un demandante, visite www.freedomwatchusa.org.

Otras demandas contra China

Casi paralelamente a Klayman y su equipo de demandantes, otros abogados estadounidenses también han presentado querellas contra China. Ese es el caso de la firma Eglet Adams y su representante, Robert Eglet, quienes interpusieron una demanda colectiva en una corte de Las Vegas a raíz de los efectos ocasionados por la pandemia de COVID-19.

De acuerdo con un reporte de la agencia EFE, Eglet dijo que la demanda va dirigida a algunas agencias gubernamentales chinas y que busca una compensación, aún no especificada, por los daños y perjuicios causados a pequeñas empresas de EE. UU.

Firmada por cuatro empresarios de Nevada y uno de Illinois, la demanda acusa al Gobierno chino de negligencia y responsabilidad estricta por realizar actividades ultrapeligrosas. “China encubrió la verdadera magnitud de la pandemia, contribuyendo de esa forma a que se propagara por todo el mundo”, subrayó Eglet, quien pretende incluir en su demanda a otros pequeños negocios perjudicados por el COVID-19.

En el estado de la Florida igualmente ya se presentó una demanda por motivos similares. En este caso se trata de la firma de abogados The Berman Law Group, que acusa al Gobierno asiático de negligencia por supuestamente ocultar información sobre la pandemia, causante de la muerte de miles de personas y de severos daños económicos a nivel mundial.

Según revela el Diario Las Américas, la firma sostiene que “el Gobierno chino metió la cabeza en la arena o actuó teniendo en cuenta únicamente sus propios intereses económicos. Dicha conducta ha causado y seguirá causando muerte, lesiones personales y enormes daños económicos en EE. UU. y alrededor del mundo”.

Mientras estos recursos legales toman su cauce, el coronavirus, por su parte, sigue causando estragos en todo el orbe y en la propia unión americana, donde ya se reportan más de 240 mil casos del mal y casi seis mil fallecidos. Definitivamente, hay que seguir aplicando todas las medidas necesarias para contener la pandemia, así como defendiendo a nuestro país de cualquier acción malintencionada, venga de donde venga.


Para conocer cómo China ha impactado en la cadena de suministro de Estados Unidos y cómo estamos luchando por eliminar esa dependencia, consulte este artículo.

Si le interesa saber cómo se aplicará la Ley de Producción de Defensa para hacerle frente al coronavirus, haga clic aquí.

Para leer otros artículos relacionados con el COVID-19 y el modo en que nuestro país lo está enfrentando, visite nuestro blog.

Y si requiere ayuda o asesoría personalizada para sacar a flote su pequeño negocio en medio de la pandemia, contáctenos de inmediato por cualquiera de estas vías:

  • (305) 507-0474
  • (888) 595-6221 Toll Free

También puede escribir a: info@rafaelmarrero.com o comunicarse por aquí.

Dr. Rafael Marrero

CEO Inc. 500 - Experto nacional # 1 en contratación federal - Multipremiado economista - Asesor financiero - Autor del bestseller de Amazon "La salsa secreta del Tío Sam" - Columnista de varias publicaciones - Comentarista de noticias en radio y televisión.

This Post Has 0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top