Saltear al contenido principal
The Business-to-Government (B2G) Experts

Activus Connect: El trabajo remoto al servicio del Tío Sam

Félix y Minerva Serrano, propietarios de Activus Connect.

A Félix Serrano y su esposa, Minerva, solo les bastó un año al frente de su empresa, Activus Connect, para obtener un contrato con el Tío Sam.

Este grandísimo logro, sin embargo, no ocurrió milagrosamente. Más de 20 años de experiencia en sus respectivos sectores, un modelo de negocio innovador y claras metas como equipo, han conformado su clave del éxito.

Conozcamos la historia de estos emprendedores latinos

Hace más de dos décadas, y casi como una perfecta obra del destino, Félix y Minerva llegaron a los Estados Unidos con un mismo objetivo en mente: estudiar. Para mayor coincidencia, ambos hicieron sus maestrías en la Universidad de Denver, Colorado, donde él se graduó de Administración de Empresas y ella, de Finanzas.

A partir de ahí, tanto su historia de amor como el sueño conjunto de luchar por un futuro promisorio se entretejieron hasta llegar a donde están hoy: casados por más de 20 años, padres de tres niños, dueños de una innovadora empresa de servicios al cliente y convertidos en contratistas federales.

Empleo en un call center: la semilla del emprendimiento

Oriundo de Toa Baja, Puerto Rico (PR), Félix fue acogido por sus tíos al llegar a EE. UU. Según nos cuenta, realmente eran muy pobres y, aunque le ofrecieron la oportunidad de aplicar para una beca en Colorado, al ser de bajos recursos, él necesitaba trabajar. Solo que el debut en la escena laboral no fue, precisamente, una bicoca para el otrora joven puertorriqueño.

Félix Serrano, cofundador y CEO de la empresa.

«Empecé a trabajar en un centro de llamadas, en el tercer turno (de 10 de la noche a las 6 de la mañana) y así estuve por tres años. Me bañaba en el gimnasio, salía para la universidad hasta las 2 pm, y de ahí me iba a dormir algo… Ese proceso se repetía cinco días a la semana».

Aunque en dicho empleo ganaba algo razonable, Félix señala que nunca pensó en quedarse en ese tipo de trabajo, sin embargo, «fui aprendiendo sobre operaciones, entrenamiento, recursos humanos, capacidades técnicas, y, como continué aprendiendo, seguí subiendo en la empresa. Luego, proseguí en la misma industria, pero en distintas compañías».

El empresario reconoce que sacar la maestría le tomó ocho años, de hecho, una de las empresas para las que trabajó terminó de pagársela mediante un programa de retención. «En ese entonces —relata— la economía estaba malísima; yo estaba buscando otro trabajo, mi supervisora entendía que yo era un buen recurso, así que terminaron por pagármela».

Al graduarse, «ya trabajaba a nivel global y entendía todo sobre los call centers. Trabajé en la India, Sudáfrica, Suramérica, Centroamérica, haciendo proyectos en los que se compran y venden compañías del mismo origen y en los que se necesita gente capacitada para hacerlo». Así fue ascendiendo a puestos ejecutivos, no solo en esa empresa, sino también en muchas otras.

«Me di cuenta de que los años de experiencia estaban haciendo pay off, pero llegó un momento en el que ya teníamos hijos, yo me la pasaba viajando el 75% del tiempo y mi esposa estaba criando sola a mis hijos. Fue entonces cuando, entre ella y yo, pensamos en qué podíamos hacer con mi experiencia y la de ella». Fue así como surgió Activus Connect.

Working at home: el modelo de negocio

Oriunda de Maracaibo, Venezuela, Minerva Serrano trabajaba en el departamento de finanzas de Pepsi antes de tener a sus hijos y fundar su empresa, de conjunto con su esposo.

Minerva Serrano, cofundadora y CFO de la compañía.

Cuando llegó el momento de decidir qué hacer para cambiar la forma de vida que llevaban, ambos decidieron enfocarse en el modelo de negocio de un call center virtual, en el que los empleados trabajan desde sus casas.

«Al principio —nos cuenta Félix— la idea era no viajar tanto, pero eso fue cambiando hacia una compañía de servicios enfocada en sus empleados, con ese nuevo concepto». A día de hoy, la empresa cuenta con unos 900 representantes trabajando desde sus hogares en 48 estados de la unión americana y Puerto Rico.

Asimismo, brinda servicios de ventas y atención al consumidor en industrias tan disímiles como logística, retail, medicina, telecomunicaciones, seguros y viajes, entre otras; atiende a sus clientes en tres idiomas (inglés, español y portugués) y dispone de SmartVirtual™, su propia plataforma de trabajo.

Working at home con Invictus Connect.

A pesar de que solo tiene un año y medio de existencia, Activus Connect ya consiguió un contrato millonario con la Oficina del Censo de EE. UU. «Un día recibí una llamada sobre una compañía privada que necesitaba afiliarse con una empresa como la de nosotros para trabajar con el Buró del Censo», prosigue Félix.

Resulta que «en 90 días nos dieron el contrato. Fue rápido y fácil porque ya trabajábamos en la industria, nos habíamos establecido, cumplíamos con los requisitos; teníamos un financiamiento sólido, una imagen en las redes sociales, y, aunque somos pequeños, no lo parecíamos. Además —destaca— ya teníamos las certificaciones federales».

Papel de Rafael Marrero: el asesor excelente

Al principal experto en contratación federal para los hispanos, Rafael Marrero, «lo conocí hace tres años», continúa Félix. «En ese momento, no hicimos nada, pero me quedé con él en mente. Luego, nos ayudó mucho: nos explicó el beneficio de conseguir las certificaciones y cómo hacerlo. Decidimos obtener la de Minority y Women-Owned (WBENC WBE). El plan era tenerlas para estar listos por si se presentaba la oportunidad». Y justamente así fue.

Rafael Marrero, principal asesor en contratación federal.

Ahora que la empresa tiene permisos para operar en PR, y dada la satisfactoria experiencia previa con Marrero, Félix y Minerva se preparan para obtener la Certificación HUBZone, igualmente, con la ayuda del también autor del libro La salsa secreta del Tío Sam.

«Rafael sabe lo que está haciendo y sus referencias son increíbles. Él nos ayudó con el plan estratégico, nos abrió varias puertas, nos orientó sobre cada decisión. En nuestro caso, eso es lo que necesitábamos. Nosotros teníamos un concepto, pero él nos ayudó a refinarlo. Realmente, sin él no hubiéramos podido sacar estas certificaciones».

Obviamente, seguir creciendo como proveedores federales es una de las metas principales de estos dos empresarios. «Entendemos que hay muchas oportunidades con FEMA, con homeland security, [organismos] a los que podríamos ofrecerles nuestros servicios en tiempos de huracanes, o en casos de terremotos o fuegos, como los de California».

En su prometedor camino como proveedores del Gobierno de los Estados Unidos, Félix y Minerva seguirán contando con el soporte de Marrero. «Él se mantiene en contacto, está al tanto de todo, nos invita a eventos, nos ayuda a establecer relaciones con personas importantes. Definitivamente, él forma parte de la familia de Activus».

Dr. Rafael Marrero

CEO Inc. 500 - Experto nacional # 1 en contratación federal - Multipremiado economista - Asesor financiero - Autor del bestseller de Amazon "La salsa secreta del Tío Sam" - Columnista de varias publicaciones - Comentarista de noticias en radio y televisión.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba