Saltear al contenido principal
The Business-to-Government (B2G) Experts

Labor On Site: De República Dominicana al Mercado Federal

Triunfar en Lawrence, la Ciudad de los Inmigrantes, es un doble orgullo para los hermanos Amiel Vargas y Ramón Quezada Vargas, directivos de la compañía Labor On site, cuya sede principal radica en esa localidad de Massachussets (MA).

Hace más de 40 años, su abuela llegó a ese lugar con «la familia completa» y, hoy, tras mucho trabajo y esfuerzo, los nietos no tienen palabras para expresar lo agradecidos que están de haber logrado el sueño americano.

Acerca de sus orígenes

Amiel, quien funge como Presidente y CEO de la compañía, nació en los Estados Unidos, mientras que Ramón, Director de Desarrollo de Negocios, lo hizo en Santo Domingo, pero se reunió con la familia, en EE UU, a la corta edad de ocho años. Dominicanos, latinos, ambos están orgullosos de sus raíces y del punto adonde el éxito los ha conducido.

Amiel:  Esto es un sueño, totalmente. Nuestra abuela trabajó en las factorías de Lawrence, adonde llegaron inmigrantes de Irlanda e Italia, primero, y luego, puertorriqueños y dominicanos. Estoy donde estoy por eso, por mi educación y el sudor del trabajo. Y sabemos que no hemos llegado al final: nos falta bastante por conquistar.

Ramón: Viendo todo lo que mi familia pasó y ver dónde estamos hoy día… No tengo palabras para decir lo agradecidos que estamos. Que nuestros padres hayan dejado su patria, corriendo un riesgo muy grande, para nosotros poder llegar a donde estamos, me hace sentir extremadamente orgulloso. Estoy 100% seguro de que lo mejor de nosotros viene por ahí.

Y por supuesto que es así. Resulta que su empresa de gestión y reclutamiento de Recursos Humanos, está proyectando, nada más y nada menos, que $10 millones de dólares para este año. Según Ramón, esa cifra «representa un crecimiento del 45% con respecto al año anterior», en el que hicieron unos $6.5 millones.

«Estamos en una etapa en la que no tenemos límites de crecimiento», asegura el ejecutivo, quien adelanta que, para el próximo año, piensan estar en la lista 5000 de Inc. Metas y sueños aparte, hay que decir también que, en el camino hacia el triunfo empresarial, estos emprendedores hispanos tuvieron que sobreponerse a diversos obstáculos.

Retos superados

Ramón, por ejemplo, tuvo que abandonar sus estudios de International Business para mantener a su familia y darle un mejor futuro a su hija. Por eso, en 2001, creó en MA una agencia de staffing, que terminaría aportándole importantes experiencias para el futuro.

En 2006, se compró una gasolinera en Sunrise, se mudó a Miami y convenció a Amiel para que lo hiciera también. Decidieron entonces crear una especie de sucursal de la agencia de MA en la Ciudad del Sol y así lanzaron Labor On Site, bajo la presidencia de Amiel, quien es graduado de Management Studies por Cambridge College.

Al final, conectaron Massachussets con Florida y por eso hoy tienen oficinas en ambos estados, aunque la casa matriz sigue radicando en Lawrence, «uno de los lugares más importantes de la nación» y sitio que acogiera a toda su familia inmigrante.

Ramón: Fueron tiempos muy difíciles por el colapso económico. Realmente, estaba dura la situación, pero sobrevivimos. A diferencia de Miami, Lawrence son 6 millas cuadradas, donde conocemos a todo el mundo. Estábamos acostumbrados a algo más pequeño, más conectado. Fue un cambio que no tengo palabras para explicarlo, pero todo pasa por una razón.

Amiel: Nosotros estábamos viviendo etapas diferentes. Cuando Ramón tuvo que ponerse a trabajar, yo me quedé estudiando y trabajando. Trabajé para UPS, que pagó parte de mis estudios, y después me fui a estudiar a Cambridge College, donde también trabajé como recruiter. [Entretanto], Ramon se lanzaba y empezaba con este negocio.

Ramón: Esa segunda compañía que creamos fue una extensión de la primera. Todas las experiencias y relaciones que adquirimos durante todo el proceso, nos llevaron hasta este punto.

Y también, cómo no, la asesoría y el apoyo «de una persona de confianza que se ha convertido en parte de la familia».

El rol de Rafael Marrero & Company

En 2014, durante un evento en Fort Lauderdale, Amiel conoció a Rafael Marrero, reconocido hombre de negocios y asesor nacional en asuntos de contratación federal. Después, tras investigar lo que este consultor podía hacer por su compañía, él y Ramón decidieron contactarlo.

Amiel: En ese momento, nos dijimos: “Con su ayuda, podemos obtener las certificaciones [federales] y aprovechar los recursos que el Gobierno nos ofrece como compañía minoritaria”.

Ramón: En realidad, nos gustó todo lo que nos ofreció: cómo organizarnos, cómo recibir certificaciones. Él vino a MA y nos dio un bootcamp para el equipo completo. Nos ayudó a inscribirnos en organizaciones, nos introdujo en la Cámara de Comercio Hispana, nos presentó los materiales de marketing, nos cambió la imagen, nos enseñó ese otro lenguaje [federal], y con él también aprendimos a colaborar.

A día de hoy, Labor On Site cuenta con la Certificación HUBZone en sus dos ubicaciones, con la 8(a), que favorece a las empresas en desventaja económica, y trabaja por la obtención de la DBE, que otorga el Departamento de Transporte.

Gracias a Marrero, la compañía también cuenta con la Certificación del programa Mentor-Protégé, que le ha permitido trabajar junto a Aulsun Companies, una empresa de veteranos militares con la que han establecido una sociedad estratégica.

Ramón: Lo más importante que hemos aprendido con Marrero, es que hay que trabajar con diferentes empresas. Uno no puede quedarse con la mentalidad de trabajar solos, pues hay cosas que no sabemos del trabajo con el Gobierno. Es una asociación estratégica donde dos compañías ofrecen cosas diferentes, pero se juntan para el beneficio de todos. Esa empresa tiene la certificación de veteran owned. Entonces, al unirnos, podemos sacar el máximo beneficio.

Con la ayuda de Marrero, Labor On site también se está abriendo paso en el sector de la limpieza. «Estamos enfocándonos en janitorial para brindar servicios de limpieza a la Corte y edificios estatales. Aquí, en Massachussets, es bastante sencillo conseguir trabajadores, así podremos duplicar nuestro negocio a la vez que tenemos empleados contentos, que ganan mucho dinero». 

Amiel: La verdad es que Rafael nos ha brindado un excelente servicio y ha estado con nosotros, mano a mano, desde el primer día. Nosotros llegamos a un nivel en el que necesitábamos de una persona que tuviera conocimientos y nos ayudara a navegar en estas aguas. Él nos ha traído una perspectiva nueva, nos ha abierto los ojos, nos ha enseñado las oportunidades que tenemos en la mesa y nos está ayudando a penetrar el mercado federal, que no es nada fácil.

Ramón: En resumen, Marrero nos está enseñando a tener un plan. Estábamos creciendo, pero no teníamos una visión especifica hacia dónde queríamos ir. Ahora podemos decir que tenemos a un experimentado compañero de trabajo. Lo tenemos en nuestro equipo y sabemos que nos llevará al siguiente nivel.

Dr. Rafael Marrero

CEO Inc. 500 - Experto nacional # 1 en contratación federal - Multipremiado economista - Asesor financiero - Autor del bestseller de Amazon "La salsa secreta del Tío Sam" - Columnista de varias publicaciones - Comentarista de noticias en radio y televisión.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba