Saltear al contenido principal
The Business-to-Government (B2G) Experts

Plan de estímulo de la Administración Trump frente al coronavirus

Actualizado 03/27/2020 – Con la firma del presidente Donald Trump, luego de su aprobación en el Senado y la Cámara de Representantes, el multimillonario plan de estímulo económico fue finalmente aprobado hoy para su próxima puesta en marcha.

Actualizado 03/25/2020 – Con 96 votos a favor y cero en contra, el Senado de los Estados Unidos aprobó el plan de estímulo orientado a enfrentar los efectos del coronavirus en la economía nacional y el bolsillo de los estadounidenses. Este es el paquete de ayuda de emergencia más grande en la historia de EE. UU. El viernes 26, los legisladores se reunirán en la Cámara de Representantes para votar. Se estima que el plan sea aprobado por voto de voz, mientras que el presidente Trump ha dicho que promulgará la medida.

Con el objetivo de paliar los desastrosos efectos del coronavirus en todos los sectores, principalmente en la economía nacional y las familias estadounidenses, el presidente Donald Trump firmó un plan de estímulo económico que podría resarcir, al menos parcialmente, los daños provocados por la pandemia del COVID-19.

El paquete de ayuda financiera, el tercero aprobado por Trump desde que el coronavirus nos impactara, está cifrado en dos mil millones de dólares y es parte esencial del CARES Act, un proyecto de ley de 247 páginas presentado por el jefe de la banca republicana en el Senado, Mitch McConnell.

Una vez que sea aprobado en el Senado, con apoyo bipartidista, el plan ofrecería asistencia económica a trabajadores, desempleados, pequeñas empresas y otras compañías igualmente afectadas por el virus. Este lunes, republicanos y demócratas no consiguieron ponerse de acuerdo para avanzar, pero es imprescindible que lo hagan muy pronto por el bien de nuestro país.

¿Cómo se repartirían estos fondos?

Conocido como Fase III, este paquete económico sería usado del siguiente modo:

  • $250 mil millones de dólares para dos rondas de cheques destinados a los trabajadores (abril y mayo).
  • $250 mil millones en beneficios de seguro de desempleo.
  • $350 mil millones para préstamos a pequeños negocios.
  • $500 mil millones para préstamos a otras empresas perjudicadas.
  • $130 mil millones para los hospitales más afectados.
  • $150 mil millones para los gobiernos estatales y locales con problemas de efectivo.

Este alivio económico llegará en momentos en que Washington teme que el país entre en una recesión económica producto de la crisis, que ya está afectando actividades comerciales a pequeña escala, así como la producción industrial, fundamentalmente.

Como resultado directo de tal situación, en las dos últimas semanas, millones de personas se han quedado sin empleo, lo que se traduce en una pérdida total de sus ingresos con sus respectivas consecuencias.

Lo peor, sin embargo, es que muy pronto la tasa de desempleo, que había alcanzado su punto más bajo en 50 años (3,7%), gracias a la acertada política de la Administración Trump, podría llegar a un 20%, vaticinio calificado por el presidente como «el peor escenario posible».

En medio de las ingentes acciones que se toman para enfrentar la pandemia del coronavirus, Trump ha dicho que Estados Unidos tendrá que hacer sacrificios, pero que lo superaremos. «Creo que lo haremos más rápido de lo que pensábamos y será una completa victoria», ha remarcado en declaraciones a la prensa.

¿En qué consiste la ayuda federal para la gente?

El plan económico que aliviaría el bolsillo de los estadounidenses forma parte del citado paquete de ayuda creado para enfrentar los efectos del COVID-19. Preocupados y con la incertidumbre de no saber qué pasará en lo adelante, tanto a nivel sanitario como económico, los trabajadores esperan con ansias esa ayuda gubernamental.

El plan económico que aliviaría el bolsillo de los estadounidenses forma parte del citado paquete de ayuda creado para enfrentar los efectos del COVID-19. Preocupados y con la incertidumbre de no saber qué pasará en lo adelante, tanto a nivel sanitario como económico, los trabajadores esperan con ansias esa ayuda gubernamental.

Para calificar, los individuos sujetos al beneficio deben contar con un número de la Seguridad Social. Quienes no lo posean y, en su lugar, usen un Número de Identificación de Contribuyente Individual (ITIN por su sigla en inglés), quedarían fuera.

Tal como se ha anunciado, los estadounidenses que sí califiquen para obtener la ayuda monetaria podrían empezar a recibir la primera ronda de cheques a partir de los primeros días de abril, mientras que la segunda ronda estaría prevista para mediados de mayo.

Joseph Gagnon, especialista del Peterson Institute for International Economics, citado por la cadena hispana Univisión, ha dicho que estos pagos directos son una fórmula exitosa para que el Gobierno reduzca el sufrimiento de la población de manera expedita.

¿Cómo se beneficiarán los pequeños negocios?

Actualmente, las pequeñas empresas emplean a más del 40% de la mano de obra en el sector privado estadounidense, por tanto, con el cierre parcial o total de la mayoría, millones de empleados están viendo reducirse sus jornadas de trabajo (de full-time a part-time) o, peor, quedándose sin empleo como tal.

Gracias a los $350 mil millones de dólares que se destinarán a los pequeños negocios en préstamos a corto plazo, esa situación se podría revertir parcialmente, en tanto que las empresas que continúen operando, por ser esenciales en este momento de crisis, podrían mantener intacto a su personal.

En este sentido, Mitch McConnell ha expresado que «los senadores republicanos desean poner dinero en las manos de esos estadounidenses para ayudar durante este momento inusualmente incierto».

En el caso concreto de la Florida, y al igual que en otros estados afectados por la pandemia, pequeñas y medianas empresas empezaron a sentir los efectos del COVID-19 con la reducción de clientes y proveedores, hecho que se ha acentuado con la ulterior decisión de cerrar aquellos negocios que ofrezcan servicios a grupos de personas, como, por ejemplo, restaurantes, cafeterías, clubes, hoteles, etc.

Otros paquetes de estímulo por el COVID-19

Desde principios de marzo, el Congreso ha respondido a la pandemia del COVID-19 en diferentes fases, con otros dos paquetes de estímulo económico orientados a evitar un mayor deterioro de la economía nacional.

Conocido como Fase I, el primer paquete de ayuda fue de $8300 millones y se destinó a lo siguiente:

  1. Ayuda financiera a las agencias federales para que respondan a la crisis.
  2. Asistencia económica a los proveedores de Medicare para que ofrezcan servicios de telemedicina a los ancianos.

Básicamente, lo que se intenta con este plan es aumentar la investigación en torno a posibles vacunas contra el coronavirus, otorgar fondos a los funcionarios de salud estatales y reforzar los programas de prevención, entre otras medidas.

Llamado Fase II, el segundo paquete incluyó $100 mil millones de dólares, destinados a cubrir estas áreas:

  • Dos semanas por enfermedad o cuarentena con derecho a pago.
  • Hasta tres meses de licencia por emergencias médicas o familiares.
  • Pruebas de diagnóstico gratuitas para todos, incluso, para personas sin seguro.
  • Más fondos para subsidios de desempleo y cupones de comida.
  • Más ayudas de Medicaid para los estados.

Cabe señalar que este paquete no beneficiará a todo el mundo, sin embargo, será de una gran ayuda para los siguientes individuos:

  1. Personas que hayan sido examinadas por el COVID-19.
  2. Personas que hayan sido diagnosticadas con el mal.
  3. Personas enviadas a casa por un médico o un funcionario del Gobierno debido a un riesgo de exposición al virus.

La pandemia del coronavirus a nivel mundial

Según las más recientes estadísticas, actualmente existen unos 334 451 casos confirmados de coronavirus a escala global. De ellos, unos 97 574 se han recuperado, otros 222 280 continúan librando la batalla por su supervivencia, mientras que unos 14 597 han fallecido.

En China, país desencadenante del COVID-19, se han reportado 81 054 contagiados. En el resto de las naciones mayormente perjudicadas, las estadísticas reflejan el siguiente número de casos:

  • Italia: 59 138
  • Estados Unidos: 32 412
  • España: 28 603
  • Alemania: 24 852
  • Irán: 21 638
  • Francia: 16 018

En medio de una epidemia de tamaña envergadura, en la que nuestro país ha escalado rápidamente a un tercer puesto en la cifra de positivos al COVID-19, el plan de estímulo de la Administración Trump servirá para ayudar a mitigar la preocupante situación económica en la que estamos envueltos.

Hay que aprobar el paquete de estímulo ya

Es imprescindible que el Partido Demócrata tenga muy en cuenta el delicado estado de la nación. Hay que dejar a un lado la política partidista y aprobar el paquete cuanto antes. Toda la ciudadanía, cada uno de nosotros, debería contactar a los oficiales electos a fin de ejercer la presión necesaria para que este proyecto se apruebe. En este enlace están disponibles los números de teléfono de todos los representantes.

Ahora más que nunca tenemos que unirnos en un mismo propósito: el de salir airosos de esta crisis sanitaria, y con el menor número de muertos y afectados posible. Tomemos todas las medidas pertinentes, seamos conscientes del peligro que nos acecha, aboguemos por la aprobación del plan de estímulo y démosle el mejor de los usos a las ayudas que nos brinda el Gobierno.

Tal como ha dicho el presidente en días pasados, «esta no es una guerra financiera: es una guerra médica, y tenemos que ganar esta guerra».

Dr. Rafael Marrero

CEO Inc. 500 - Experto nacional # 1 en contratación federal - Multipremiado economista - Asesor financiero - Autor del bestseller de Amazon "La salsa secreta del Tío Sam" - Columnista de varias publicaciones - Comentarista de noticias en radio y televisión.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba