Saltear al contenido principal
The Business-to-Government (B2G) Experts

Superb Strategy agrega la vertical Gobierno gracias a Marrero

Superb Strategy y Rafael Marrero: alta empatía, mismos valores.

Además de ofrecer servicios profesionales a innovadores, emprendedores y empresarios del sector privado, la agencia ha puesto la mira en el Tío Sam.

Ellos dicen que su palabra mágica es ‛estrategia’; que su receta del éxito conjuga visión y misión, y que su elemento diferenciador tiene que ver con una meta espiritual. Nos referimos a Edgar Lamela y Víctor Manrique, exitosos empresarios venezolanos, afincados en Miami, que ya han puesto su mira corporativa en la vertical del Gobierno Federal.

Escalar a tan alto nivel, en efecto, es una meta de los fundadores de Superb Strategy, agencia experta en consultoría empresarial que une el lado comercial con el humano a la perfección. Pero ¿en qué consiste ese concepto innovador? ¿Cómo mantienen esa identidad profesional? ¿Qué hacen para convertirse en proveedores del Tío Sam?

Esto fue lo que nos dijeron:

Edgar Lamela, CEO de Superb Strategy.

Edgar: Nuestra fórmula del éxito está relacionada con la forma en que somos Víctor y yo: primero, somos personas de fe, de convicción; segundo, nos gusta generar confianza. Si eres un visionario, un emprendedor, por supuesto necesitas la confianza de que todo va a salir bien. Entonces, vamos más allá del típico compromiso de hacer un trabajo con calidad, nos comportamos como si el negocio fuera de nosotros, y eso lo siente el cliente. Queremos que las personas tengan éxito. Por eso nos convertimos en entes de soporte y nos consideramos un equipo de high touch.

Víctor: Nosotros prestamos un servicio de consultoría no tradicional, basado en la palabra mágica ‛estrategia’. Es una consultoría distinta, tanto para nosotros, los proveedores, como para los clientes. Una de las cosas más importantes de la consultoría, es que nos permite establecer relaciones humanas, involucrarnos de una manera personalizada, inspirar cercanía y comprometernos con los objetivos que busca el cliente. Somos un concepto innovador, y eso, obviamente, nos define como equipo y también como ejecutivos del negocio.

Surgimiento y trayectoria

Víctor Manrique, COO de Superb Strategy.

Hablando de su negocio, Superb Strategy surgió hace dos años, pero se cimenta en la robusta experiencia previa de estos dos empresarios en áreas como operaciones y desarrollo empresarial, estrategia y planes comerciales, gestión de proyectos, construcción de liderazgo, marketing internacional, y muchas otras más.

En Miami, ya cuentan con una trayectoria atendiendo a clientes, llevándolos a un nuevo nivel, haciendo coaching con ellos y mostrándoles cómo se hacen los negocios. Según Víctor, aquí encontraron un mercado muy activo que realmente responde muy bien. «Tenemos clientes de República Dominicana, Perú, Argentina y EE UU, que nos permiten comprender las ideas que tienen, aterrizarlas y convertirlas en oportunidades de negocio».

Edgar: En la parte de interpretar a nuestros clientes, entran nuestros conocimientos de la cultura latina, no solo por ser latinos, sino porque hemos trabajado con muchos países. Sabemos cómo implementar ideas y proyectos, incluso de empresarios que ya tienen su negocio andando. Hay personas con historias de éxito fuera, pero aquí todo es diferente: los perfiles del consumidor, las regulaciones, la penetración de los servicios, la competencia… Como decimos, este es el país de las exageraciones: si quieres competencia, hay competencia exagerada. Y, por supuesto, este también es el país de las oportunidades.

La oportunidad de llegar al Tío Sam

Una oportunidad única para ellos es la de hacer negocios con el mismísimo Gobierno Federal de la mano de Rafael Marrero, el más avezado experto nacional en contratos federales y autor del libro La salsa secreta del Tío Sam.

Rafael Marrero, el asesor experto.

Edgar: A Marrero llegamos por su libro. Después, tuvimos la bendición de entablar una relación profesional con él. Su compañía [Rafael Marrero & Company], es un reflejo de lo que él es. Su servicio es de excelencia y también parte de su propia salsa secreta de éxito empresarial. Tenemos un nivel altísimo de empatía, porque Superb Strategy también fue fundada bajo sus mismos valores. Nos ha sido supremamente grato trabajar a su lado, tanto en todos los encuentros que hemos tenido como en el bootcamp que realizamos, que fue una experiencia maravillosa.

Víctor: Con Marrero tenemos la oportunidad de desarrollar aún más nuestras capacidades. Él acumula conocimientos, experiencia… Nuestra propuesta de ejecución [con el Gobierno] va a ser exitosa gracias a la mentoría que nos da. Realmente, nos ha ayudado con todo. Es un hombre extremadamente lógico, de pensamiento claro. Con él, tenemos la posibilidad de aprender y recibir orientaciones precisas. Y no solo con el Capability Statement, sino con todo lo que sabe transmitir magistralmente. Es un experto en su área y ya estamos obteniendo resultados.

De lo empresarial a lo espiritual

Superb Strategy apoya a los latinos.

Gracias a Marrero, Superb Strategy ya está registrada en el SAM y trabaja en la obtención de las certificaciones federales DBE (del Departamento de Transporte), HUBZone (de empresas ubicadas en zonas comercialmente subutilizadas) y MBE (del sector privado a nivel nacional).

El experto también los asesora en el desarrollo de un plan de negocios SMART, el que, según Edgar, los lleva «a tener objetivos comerciales y planes más específicos». Y como estos dos hombres de negocio no separan lo empresarial de lo espiritual, Marrero también los ayuda a posicionar su programa Potential, orientado hacia los inmigrantes latinos que llegan a este país.

Víctor se residenció en EE UU en el año 2000 y reconoce que hay generaciones que pueden sentirse perdidas al llegar. Entonces, «con Potential, intentamos ayudar al inmigrante con talleres de adaptación social, pero también con cursos de formación rápida para su inserción laboral».

Su socio comercial, Edgar, quien vive aquí desde hace seis años, asegura que Potential tiene un componente de responsabilidad social muy alto y, como no podía ser de otro modo, «también tiene que ver con nuestra esencia. Estamos para apoyar a las empresas, por supuesto, pero también apostamos por el crecimiento del ser humano».

Con igual peso en la balanza de visión y misión, estos potenciales proveedores del Tío Sam pretenden seguir trabajando en el crecimiento y la consolidación de su empresa, pero sin perder sus identidades. «Sin un buen espíritu ‒concluye Víctor‒ es difícil que la vida tenga éxito. Ese es el elemento diferenciador que nos genera bienestar y un alto nivel de satisfacción profesional».

Dr. Rafael Marrero

CEO Inc. 500 - Experto nacional # 1 en contratación federal - Multipremiado economista - Asesor financiero - Autor del bestseller de Amazon "La salsa secreta del Tío Sam" - Columnista de varias publicaciones - Comentarista de noticias en radio y televisión.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba