skip to Main Content
"Positioning your Small Business with the World’s Biggest Customer"®

Fed de EE. UU. y su nueva política monetaria

Generar beneficios para trabajadores y familias de escasos recursos seriamente afectados por la pandemia del coronavirus, es un objetivo bien trazado por la Reserva Federal (Fed) de los Estados Unidos, de ahí el reciente anuncio hecho por su presidente, Jerome Powell, acerca de cuál será la política monetaria a seguir en tiempos del COVID-19.

Básicamente, la Fed permitirá que la inflación supere el 2% durante cierto tiempo mientras mantiene bajas las tasas de interés en aras de impulsar la recuperación económica nacional.

En este sentido, Powell ha dicho que, después de que la inflación ha estado por debajo de ese porcentaje, el nuevo enfoque será más flexible, contendrá una amplia gama de consideraciones y no estará dictado por ninguna fórmula específica.

A pesar de que un aumento de la inflación ha supuesto amenazas en el pasado, el ejecutivo de la Fed opina que eso “ya no parece representar un peligro grave”, ni siquiera cuando el nivel del desempleo baje y la situación económica mejore.

Consciente de que “la economía siempre está evolucionando”, el directivo subrayó que “este cambio puede parecer sutil, pero refleja nuestra opinión de que se puede sostener un mercado laboral sólido sin provocar un brote de inflación”.

Ventajas de la nueva estrategia de la Fed

En marzo pasado, la Fed redujo las tasas de interés a casi cero en dos reuniones no planificadas.

Asimismo, empezó a comprar bonos del Tesoro de Estados Unidos e informó sobre nuevos programas de préstamos destinados a proporcionar hasta 2,3 billones de dólares para fortalecer nuestra economía, seriamente afectada por la pandemia del COVID-19.

Veamos ahora en qué se traduce la nueva política monetaria recién anunciada y qué beneficios concretos representa:

  • Más empleos
  • Préstamos más baratos
  • Hipotecas de viviendas más bajas
  • Tasas de interés de tarjetas de crédito más bajas
  • Préstamos más accesibles para la compra de autos e insumos productivos

En su reciente comunicado, la Fed anunció que se compromete a evitar que los niveles considerados como empleo pleno caigan por debajo de “unas metas inclusivas y de amplio espectro”, esto en clara alusión al desequilibrio racial y a su responsabilidad de fomentar el crecimiento de la economía.

La nueva medida introducida por la Fed también incluye la promesa de utilizar “el total alcance de las herramientas” del Banco Central para conseguir sus metas de precios estables y un mercado laboral robusto.

En este sentido, el presidente de la entidad federal resaltó que la “estrategia revisada refleja nuestro aprecio por los beneficios de un mercado laboral sólido, especialmente para muchas comunidades de ingresos bajos y medios”.

El énfasis en el tema laboral obedece a que, en la última semana, se reportaron un millón de nuevas solicitudes de beneficios por desempleo, 14,5 millones de solicitudes recurrentes y 27 millones de solicitudes amparadas bajo diferentes programas federales.

Préstamos y créditos más baratos

Ahora, aparte de los beneficios dirigidos hacia el sector laboral, la nueva política monetaria de la Fed está encaminada a que tanto las personas como las empresas puedan adquirir préstamos más baratos por un período extendido de tiempo (según analistas, el lapso podría extenderse hasta el año 2024).

En otras palabras: la nueva medida tomada busca que la gente no gaste su dinero pagando altos intereses, sino que lo gaste en el mercado.

Algo similar ocurrirá con las tarjetas de crédito, que en su mayoría tienen tasas de interés variables. Al bajar la tasa de la Fed, también lo hacen las tasas de los créditos, por ende, más personas podrían beneficiarse con esto sin que las grandes firmas crediticias se afecten.

Según informes del portal especializado Bankrate, desde que el Banco Central redujo su tasa, así han bajado las tasas de lo demás:

  • Tasas de interés de tarjetas de crédito: 16,03%
  • Tasas de préstamos personales: 12,07%
  • Tasas de líneas de crédito con propiedades de garantía: 4,79%
  • Tasas de préstamos de auto a 5 años: 4,24%
  • Tasa fija promedio de hipoteca de vivienda a 30 años: 3,33%

De modo que este es un momento oportuno para conseguir financiación sin que las tasas de interés sean un verdadero dolor de cabeza.

Ya lo había dicho Powell anteriormente: “El camino al futuro también dependerá de las políticas tomadas en todos los niveles del Gobierno para proporcionar ayuda y apoyar la recuperación durante el tiempo que sea necesario”.


Si usted o su empresa están necesitando financiamiento, no dude en contactarnos para una asesoría gratuita de 20 minutos.

Puede comunicarse con nuestro equipo de expertos a través de las siguientes vías:

  • (305) 507-0474
  • (888) 595-6221 Toll Free

También puedes escribirnos a: info@rafaelmarrero.com o contactarnos por aquí.

Dr. Rafael Marrero

CEO Inc. 500 - Experto nacional # 1 en contratación federal - Multipremiado economista - Asesor financiero - Autor del bestseller de Amazon "La salsa secreta del Tío Sam" - Columnista de varias publicaciones - Comentarista de noticias en radio y televisión.

This Post Has 0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top