skip to Main Content
"Positioning your Small Business with the World’s Biggest Customer"®

Paquete de estímulo de $2000 mensuales: pros y contras

Mientras el país continúa enfrentándose al impacto del coronavirus, el Gobierno Federal sigue trabajando en función de implementar nuevas acciones de estímulo financiero para los estadounidenses. Una de ellas es la llamada Ley de Apoyo Mensual a la Crisis Económica, propuesta por los senadores Kamala Harris (D-California), Bernie Sanders (I-Vermont) y Ed Markety (D-Massachusetts).

Según ha trascendido en un reporte de Forbes, este paquete contempla otorgar $2000 al mes a cada estadounidense elegible mientras dure la pandemia del COVID-19.

¿Cómo se entregaría el dinero?

De acuerdo con el borrador de esta ley, el dinero se entregaría con fecha retroactiva a marzo y de la siguiente manera:

  • Parejas casadas: $4000 mensuales más $2000 por cada hijo dependiente, hasta un máximo de tres hijos por hogar.
  • Personas solteras: $2000 mensuales.

¿Cuáles serían los límites de ingresos?

Tal como se ha anunciado, los límites de ingresos estarían basados en los siguientes números:

  • $200,000 para casados ​​que presentan una declaración conjunta.
  • $150,000 para cabezas de familia.
  • $100,000 para los demás contribuyentes.

Al igual que sucedió con el paquete de estímulo del CARES Act de los $1200, en este caso los límites de ingresos también estarían determinados por el año fiscal 2019. Y para quienes no hayan presentado la declaración de impuestos de ese año, el límite de ingresos estaría sujeto a los taxes de 2018.

Razones para que este paquete pase

A pesar de que este paquete de estímulo es bastante grande, y de que no toma en cuenta la difícil situación de las pequeñas empresas, existen motivos de peso para creer que podría aprobarse. Entre esas razones se encuentran las siguientes:

  • La tasa actual de desempleo es del 14,7% (la más alta desde la Gran Depresión).

Según datos oficiales, ya suman 30 millones los desempleados a nivel nacional.

  • El Producto Interno Bruto se contrajo un 4,8% en el primer trimestre del año.

Expertos vaticinan que este parámetro se contraerá un 28% en el segundo trimestre.

  • Hay temor de que se produzca otro colapso inmobiliario.

De acuerdo con el colaborador de Forbes, Jesse Colombo, “los precios de la vivienda han aumentado mucho más rápido que la inflación, los alquileres y los salarios, exactamente lo mismo que sucedió durante la última burbuja inmobiliaria, de ahí que una corrección sea inevitable”.

  • El 2020 es un año de elecciones.

Encuestas recientes indican que el 74% de los votantes demócratas y el 53% de los votantes republicanos apoyan este paquete de estímulo.

Razones para que este paquete no pase

Si bien existen motivos de sobra para aprobar un nuevo paquete de estímulo, también hay razones que conducen a pensar en que no se aprobaría tal como está presentado. Básicamente, estamos hablando de lo siguiente:

  • Su alto costo (pagar esa cantidad por contribuyente podría derivar en una pesadilla fiscal).

“Si cada uno de los estadounidenses fuera un solo declarante sin hijos, eso [equivaldría] a $304 mil millones en pagos totales cada mes (basados ​​en un estimado de 152 millones de trabajadores)”, remarca el colaborador de Forbes, Jim Wang, a lo que añade: “Y eso ni siquiera incluye a los millones de estadounidenses que no ganan salarios, ni pagan a la Seguridad Social.”

  • El temor a la inflación.

Según el informe de Forbes, al menos en teoría, “poner grandes cantidades de dinero en la economía, sin una producción correspondiente asociada a ella, debería hacer que los precios suban. Y ya lo estamos viendo con los precios más altos de los alimentos”.

  • Aún no hay un consenso bipartidista.

“Odio ser el portador de malas noticias, pero aquí está: no hay un creciente consenso bipartidista para emitir una segunda ronda de estímulo, ya sea un pago único o un pago mensual recurrente”, apuntó Shahar Ziv, otro colaborador de Forbes.

  • La economía y el mercado laboral podrían recuperarse antes de lo esperado.

A pesar de que las esperanzas de la recuperación económica han disminuido en las últimas semanas, es posible que la economía se fortalezca antes de lo que se cree. Después de todo, la economía había estado en marcha, creciendo durante casi 5 años consecutivos antes del virus. Y el desempleo había alcanzado un mínimo del 3,5% en febrero.

  • Significaría una mayor carga fiscal futura.

Aunque puede ser difícil imaginar que alguien se oponga a recibir pagos mensuales de $2000, muchos ya están evaluando la futura obligación tributaria que esto conllevaría. Y es que el estímulo duraría solo unos meses, en cambio, una mayor carga fiscal futura podría estar con nosotros durante varios años.

  • Es probable que solo pase una versión reducida.

A pesar de que es improbable que la Ley de Apoyo Mensual a la Crisis Económica se apruebe tal cual fue formulada, expertos consideran que esta podría pasar con pagos reducidos (pagos mensuales de $1200 en vez de los $2000 y $500 por hijo dependiente en lugar de los $2000).

  • No toma en cuenta la precaria situación de las pequeñas empresas.

Este es un paquete fundamentalmente de corte populista, ya que no valora la necesidad de asignar más fondos a los dueños de pequeños negocios. No olvidemos que casi 800 000 empresas cerraron sus puertas en abril (equivalente al 3% de las firmas del país). Por tanto, es preciso un paquete de al menos un billón de dólares ($1T) de asistencia para apoyar a dichas compañías, de modo que puedan reabrir y mantener su nómina de empleados.

Dr. Rafael Marrero

CEO Inc. 500 - Experto nacional # 1 en contratación federal - Multipremiado economista - Asesor financiero - Autor del bestseller de Amazon "La salsa secreta del Tío Sam" - Columnista de varias publicaciones - Comentarista de noticias en radio y televisión.

This Post Has 0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top