skip to Main Content
"Positioning your Small Business with the World’s Biggest Customer"®
Plan De Infraestrura De Biden

Senado aprobó el plan de infraestructura

plan de infraestrura de BidenCon un amplio apoyo bipartidista y una votación de 69 a 30, el Senado aprobó hoy el plan de infraestructura equivalente a un billón de dólares, llamado Ley de Empleo e Inversión en Infraestructura, y considerado como una de las inversiones federales más grandes hasta ahora realizadas para la creación y reparación de carreteras, puentes y vías férreas, entre otras estructuras.

De los senadores republicanos, unos 19 se unieron a los 50 del caucus demócrata, logrando así que el paquete pase a la siguiente fase. Claro, ahora hay que ver qué sucederá en la Cámara de Representantes, porque, según su presidenta, la demócrata Nancy Pelosi, esta institución no lo aceptará hasta tanto el Senado apruebe un plan contra la pobreza y el clima cifrado en $3,5 billones de dólares.

¿En qué consiste el plan de infraestructura?

De acuerdo con el artículo “El Senado aprueba el plan de infraestructura”, difundido por The Wall Street Journal, aparte de reautorizar el gasto en programas de obras públicas federales existentes (que es de $450 mil millones), este proyecto de ley también prevé destinar unos $550 mil millones extras a otros sectores, como, por ejemplo, el hidráulico, el eléctrico y el de la seguridad.

Básicamente, la inversión prevista incluiría, entre otros, los siguientes gastos:

  • $110 mil millones para carreteras y puentes.
  • $66 mil millones para el ferrocarril.
  • $40 mil millones para el tránsito.
  • $65 mil millones para la banda ancha de Internet en áreas rurales.
  • $65 mil millones para la red eléctrica y la producción de energía.
  • $50 mil millones para la seguridad cibernética y los desastres naturales.
  • $7,5 mil millones para estaciones de carga de vehículos eléctricos.
  • $7,5 mil millones para autobuses y transbordadores con reemplazos de bajas emisiones.

Según el reporte “¿Qué incluye el paquete de infraestructura de $1B?”, publicado por The New York Times, aparte de estos gastos, el plan de infraestructura también destinaría dinero a lo siguiente:

  • 300 millones para capturar y almacenar emisiones de CO2 de las plantas de energía.
  • $6 mil millones para la reparación de reactores nucleares.
  • $2 mil millones para subvenciones de apoyo al transporte en áreas rurales.
  • $216 millones para la Oficina de Asuntos Indígenas (adaptación climática).

Apoyo bipartidista al plan de infraestructura

Hasta ahora, senadores de ambos bandos políticos han aplaudido el paquete de infraestructura, ya que este sería bueno para impulsar el desarrollo de la economía en medio de la pandemia de coronavirus.

En este sentido, el principal negociador republicano, senador Rob Portman, dijo: «Este es un tema en el que tradicionalmente republicanos y demócratas han podido unirse y decir: ‘Podemos estar en desacuerdo sobre impuestos, atención médica y todo tipo de otras cosas, pero en este de tener una infraestructura sólida, podemos unirnos’».

Entretanto, la senadora demócrata Jeanne Shaheen, señaló que «este proyecto de ley reconstruirá carreteras, puentes y túneles en ruinas en todo el país; proporcionará agua potable limpia en los hogares estadounidenses, abordará los contaminantes dañinos y aumentará la conectividad en nuestras comunidades para llevar la banda ancha, incluso, a las partes más rurales de nuestra nación».

Concesiones al plan de infraestructura

Según ha trascendido, los negociadores republicanos y demócratas lucharon durante semanas para acordar cómo recaudar fondos o encontrar ahorros para cubrir el costo total del paquete. Como resultado, la Casa Blanca descartó aumentar el impuesto federal a la gasolina y otras tarifas similares a quienes usan infraestructura. Paralelamente, los republicanos se opusieron al plan de Biden de aumentar los impuestos corporativos para cubrir el costo.

A fin de satisfacer ambas demandas, los negociadores de ambos partidos decidieron confiar en la reutilización de fondos existentes para el COVID-19. De acuerdo con la nota de The Wall Street Journal, «no aumentar los impuestos a las empresas como parte de este proyecto de ley no fue la única concesión que hizo Biden durante las conversaciones».

Recordemos que, inicialmente, la Administración deseaba «un plan de infraestructura de $2,3 billones, proponiendo inversiones importantes, como $400 mil millones para la atención en el hogar de ancianos y discapacitados y $213 mil millones para modernizar y construir viviendas asequibles».

En vistas de que esto no fue contemplado ahora, la citada nota refiere que los demócratas podrían aplicar algunas de esas medidas en el paquete de $3,5 billones centrado en programas contra la pobreza y el clima; un paquete que estaría basado en un proceso presupuestario llamado reconciliación, que les permitiría aprobarlo sin el apoyo de los republicanos.

Diferencias entre unos y otros aparte, todo indica, de momento, que el proyecto de ley de infraestructura, considerado como el gasto más sustancial destinado a obras públicas desde 2009, ha devenido una coalición de apoyo tanto dentro como fuera del Capitolio. Ahora solo resta esperar por la aceptación de la Cámara de Representantes, que estaría prevista para el otoño.

Importancia del paquete de infraestructura

Según el artículo “El Senado aprueba un proyecto de ley de infraestructura de $1 billón después de meses de intensas conversaciones bipartidistas”, publicado por CNN, este plan de infraestructura supone una inversión transformadora en infraestructura física y tradicional en todo el país.

El reporte en cuestión, que se hace eco de la hoja informativa de la Casa Blanca al respecto, señala que la legislación representaría la mayor inversión federal en transporte público jamás realizada, así como la más grande en agua potable e infraestructura de aguas residuales en toda la historia. Paralelamente, equivaldría a la mayor inversión en transmisión de energía limpia e infraestructura de vehículos eléctricos.

El proyecto de ley en cuestión también aumentaría la resiliencia de la infraestructura física e hídrica del país frente a los desastres naturales y el cambio climático, al tiempo que proporcionaría fondos para hacer que la Internet de banda ancha sea más accesible en las áreas rurales, entre otros beneficios.

—-

Al tratarse de un plan multimillonario, que brindará cuantiosos fondos a los sectores antes mencionados, usted, dueño de un pequeño negocio, podría resultar beneficiado como potencial contratista del Gobierno de los Estados Unidos.

Llámenos hoy mismo al (888) 595-6221, regístrese en el Sistema de Gestión de Adquisiciones (SAM, por sus siglas en inglés) y prepárese para ofrecer sus productos y/o servicios a las agencias federales involucradas en este gigantesco plan que, de seguro, necesitará de pequeñas empresas como la suya.

Dr. Rafael Marrero

CEO Inc. 500 - Experto nacional # 1 en contratación federal - Multipremiado economista - Asesor financiero - Autor del bestseller de Amazon "La salsa secreta del Tío Sam" - Columnista de varias publicaciones - Comentarista de noticias en radio y televisión.

This Post Has 0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back To Top